Mi querido alter ego

¡¡Hola de nuevo!! ¿Cómo va todo?

En el segundo capítulo de esta que os cuenta su vida, vengo a hablaros del ‘hype’ del make-up (se dice así, ¿no?). No sé si os habréis dado cuenta, pero por lo general soy ligeramente dramática en cuanto a looks se refiere (pero nada, un pelín de nada). Precisamente eso es lo que más me gusta del maquillaje, que te puedes crear todos los alter-ego que quieras: que si un día el espíritu de Carmen de Mairena te invade, otro día te apetece ir más natural, al siguiente te plantas unos labios rojos así como potentes…

Para mi presentación en sociedad con el ‘makeup’, he elegido la que fue mi primera paleta de sombras de ojos (en plan de verdad, que las de Claire’s ahora no cuentan). La paleta (el ‘bebé’ a partir de ahora) de la que os hablo es esta maravilla de Jefree Star. Yo no tengo nada más que alegar, señoría.

“Beauty Killer” de Jeffree Star

Y a continuación el ‘look’ que se me ha ocurrido para la ocasión (en las fotos que me hice me traje de invitado a mi moño, más majete…).

Ella, sin posar

 

 

Me lo dices en serio?

Os cuento un poquitín más o menos el paso a paso. Lo primero que hice fue echarme una prebase de ojos, suelen venir muy guay cuando te pones sombras brillantes, y también ayudan a que aguanten mejor el paso de las horas (por si va a ser una noche larga… ya tu sabeh).

Luego sellé esta prebase con la sombra más natural de la paleta: “CHINA WHITE” (telita con los nombres, verdad?). Como color de transición – para que el resto de las sombras queden mejor difuminadas con el color de la piel – usé el naranjita “COURTNEY”, y a continuación empecé con la sombra “EXPENSIVE” (yaaasss) por los dos extremos del ojo – lagrimal y V final -.

Los siguientes pasos consisten en rellenar el huequecito que queda en la sombra verde-azulada con el dorado “RICH BITCH”, y difuminarlo todo muy bien.

Después volví otra vez al “EXPENSIVE” e intesifiqué el color por los lados y lo difuminé para que quedara alrededor de la V final del ojo, y por la línea inferior de las pestañas.

Por último difuminé las líneas de nuevo con el color inicial “COURTNEY”. Para ponerle la guinda al pastel, un poquitín de iluminador en el lagrimal y el arco de la ceja (oh my god, OH MY GOD).

Y…. ¡voilá! ¿Qué os parece?

Pues esto es todo por hoy… vosotros cómo hacéis? Os gusta también el maquillaje súper dramático? Sois de un poco de máscara de pestañas y listo? Os espero en comentarios!

Cuando te dices a ti misma que no vas a volver a comprar maquillaje

2 Replies to “Mi querido alter ego”

  1. Para mí próximo evento me maquillas. Muy guay la entrada. Besooooos.

  2. Q guay te ha quedado!!!

Deja un comentario